ABORDO | BLOG DE NÁUTICA

Rán VII, el mejor velero de competición de 2018

Rán VII, el mejor velero de competición de 2018

 

 

El velero Rán VII fue diseñado por el arquitecto Shaun Carkeek y ha sido elegido mejor barco de vela de 2018. 

 

Dicho barco ha ganado todas las regatas en las que ha participado, incluyendo la One Ton Cup en septiembre, donde ganó seis de las nueve carreras en la regata y acabó segundo en dos de las otras.

 

En la entrega de premios, se le calificó de la siguiente forma: "El Rán VII tiene un diseño sobresaliente, tiene un concepto y un avance tecnológico e innovador.

 

Es un pionero".Shaun Carkeek quiso expresar su agradecimiento por el galardón: "Es increíble recibir esto después de una temporada espectacular.

 

Veo la grandeza de los otros barcos que fueron nominados y es más especial todavía".Zennstrom, además, dijo que Rán es el barco más divertido y cómodo en el que ha corrido, que evoluciona muy bien con el viento a favor y que, posiblemente, sea más rápido que el TP52 o el Maxi72. 

 

El Rán VII también presenta un revolucionario sistema energético que respeta el medio ambiente

 

El Van Wezel Performing Arts Hall de Sarasota (Florida) fue el lugar elegido para la entrega de los World Sailing Awardsen su edición de 2018. Entre los ocho premios repartidos, el título de mejor embarcación del año recayó en el Rán VII, el velero de competición de la clase Fast40+ del magnate tecnológico Niklas Zennstrom.

 

Niklas Zennström (nacido el 16 de febrero de 1966 en Järfälla, Suecia) forjó su fortuna estimada en más de 1.000 millones de euros en el campo de la tecnología con la creación de empresas como Skype o Kazaa. Pero a su visión de los negocios hay que añadirle su pasión por la competición a vela, que comparte con su mujer Catherine.

 

En 2008 el matrimonio creó el equipo de competición Rán Racing, nombrado en honor de la diosa marina que en la mitología escandinava pesca a los ahogados con su red y se los lleva a su morada. El equipo ha acumulado grandes victorias durante los diez últimos años tanto en la clase TP52 como en la Maxi 72, siempre con veleros llamados Rán. Así, el Rán II construido en 2009 se llevó la Sydney Hobart de 2009, la Fastnet Race de 2009 y 2011 y el Campeonato Mundial 72ft Mini Maxi en 2010, 2011 y 2013. Y con el Rán IV , construido en 2011, lograron el campeonato mundial TP52 de 2013.

 

En 2018 decidieron pasarse a la clase Fast40+ y para ello diseñaron y construyeron junto con Shaun Carkeek, propietario de la firma Carkeek Design Partners, el nuevo Rán VII, que con sus doce metros de eslora es el velero más pequeño de todos los que ha construido hasta la fecha pero seguramente también el más espectacular, y que cuenta con una importante innovación en su interior: una propulsión eléctrica basada en baterías de iones de litio en lugar de los habituales motores diésel que equipan estas embarcaciones.

 

 

Diseñado en Mallorca por Carkeek y construido en el astillero británico Carrington Yachts, el Rán VII es una embarcación de fibra de carbono de líneas agresivas y aspecto minimalista, en la que destacan su proa invertida, su diáfana cubierta y su popa abierta. Pero lo más radical del velero, como decíamos, está en su interior.

 

Carkeek llevaba tiempo explorando las posibilidades de la propulsión eléctrica en embarcaciones de recreo y en proyectos de pesca sostenible en la India. Cuando los Zennström le consultaron acerca de sustituir los generadores diésel por un sistema menos contaminante en su nueva embarcación, Carkeek no lo dudó. Aunque primero probaron con tecnología híbrida diésel-eléctrica, la solución finalmente adoptada fue la instalación de un banco de baterías de iones de litio.

 

Las baterías son más ligeras, eficientes y limpias que cualquier tecnología instalada anteriormente en una embarcación similar, y le permiten al Rán VII maniobrar en el puerto o acercarse a la línea de salida de la regata silenciosamente y sin contaminar. El Rán VII tiene que conectarse a la red de tierra para recargar sus baterías, pero en Carkeek quieren ir un paso más allá, de manera que sus embarcaciones sean autosostenibles, recargando sus baterías mediante energía solar, eólica o recuperando energía de la rotación de las hélices.

 

El Rán VII fue botado el 13 de abril de 2018, y un par de semanas después debutó con victoria en la primera prueba del circuito Fast40+. A partir de ahí, ganó todas las regatas del circuito asegurándose la primera plaza del campeonato. Sus impresionantes resultados, su espectacular diseño y las innovaciones en su sistema propulsivo lo han hecho merecedor del premio a la mejor embarcación del año en los World Sailing Awards.

 

 

 

Fuente: Expansión

Please reload

Cranchi Endurance 39 (1998)

Belliure 50 (1989)

Alpa 34 Fly Cantieri Naviari (1995)

Beneteau Oceanis 43 Family (2008)

1/3
Please reload